jueves, 4 de julio de 2013

Cullera abre julio con buenas perspectivas tras un fin de semana lleno en hoteles y bares

La llegada del día 1 de julio supone la primera ocasión para empezar a valorar el inicio de la campaña turística en la ciudad de Cullera, la capital del sector en la Ribera. Por el momento, los primeros indicios son buenos pero habrá que esperar hasta el último segundo prácticamente, debido a las reservas de última hora, para conocer exactamente si, como parece, este verano supera al de 2012 y las cifras indican ya un ligero despegue.
Manuel López, concejal de Turismo de Cullera, resaltó, como primer condicionante, el hecho de que los turistas hagan las reservas a última hora, con muy pocos días de antelación.
Esto provoca que sea muy difícil ofrecer resultados exactos, pero el primer fin de semana, el pasado, ya ha sido todo un indicativo de que las previsiones son buenas para el sector.
De este modo, se prevé que se alcance el 100% en hoteles durante todos los fines de semana de julio, y aunque las cifras bajarán algo entre semana, se podría rondar el 85% entre lunes y viernes. Eso sí, siempre teniendo en cuenta factores como el tiempo o las reservas de última hora que podrían hacer variar estas cifras.
Un factor que, según reconoció López, paradójicamente podría beneficiar al sector en Cullera, es la actual situación de crisis: «La gente, principalmente turistas nacionales, puede que este año no tenga dinero para irse al Caribe, por lo que, por ejemplo, gente de Madrid, puede ir a la playa más cercana, en este caso Cullera».
La capital turística de la Ribera continúa abasteciéndose fundamentalmente del turismo nacional, que acapara entre el 80 y el 85% del total, mientras que los turistas extranjeros apenas aportan menos del 20% del total.
A lo largo del fin de semana, pese a no estar oficialmente aún en el mes de julio, ya se ha vivido unas jornadas totalmente veraniegas, con mucha animación en el paseo y en las playas y los restaurantes con gran cantidad de personas sobre todo a determinadas horas.
Precisamente los hosteleros han querido mandar un mensaje de optimismo con respecto a la situación del sector y lo que tiene por delante. Consideran que si se produce un ligero repunte en el consumo en sus establecimientos, éste podría indicar que se está dejando atrás lo peor de la crisis.
El ambiente en terrazas y restaurantes «se ha multiplicado con respecto a los otros fines de semana de junio». Hasta la jornada de ayer, e incluso hoy, se espera que llegue la mayor parte de turistas que pasarán el mes de julio en sus apartamentos.
Las actividades en la ciudad, además de disfrutar de las playas, resultan ya de lo más variadas. El concejal de Turismo resaltó que, durante toda esta semana, el arroz y el pescado de la lonja de Cullera, se convierten en protagonistas de la semana gastronómica en la que, desde 20 euros, se pueden degustar estos dos productos en diferentes locales.
Para los aficionados a la cerveza, la próxima semana llegará su turno con la celebración de la feria en la que se pueden degustar numerosas variedades de esta bebida tan popular durante todo el año y sobre todo en verano.
El concierto del grupo M-Clan el próximo sábado en el paseo marítimo dentro de la semifinal del programa Sona la Dipu también es un aliciente para acercarse estos días hasta la orilla del mar.
Las visitas a elementos del patrimonio histórico local como el castillo, que el Ayuntamiento ha convertido en epicentro de actividades, fundamentalmente por las noches, también son opciones para los turistas.