miércoles, 23 de octubre de 2013

Un nuevo robo de cable apaga otro tramo iluminado del castillo de Cullera

El emblemático castillo de Cullera ya no es visible por las noches. Si hace un mes ya robaron el cableado que iluminaba la Torre del Cap Altar, la Torre Blanca y la Torre del Baluard, situadas en la parte norte; ahora le ha tocado el turno a la iluminación de la Torre Mayor y la muralla sur, que permanecen a oscuras desde hace aproximadamente dos semanas.
En toda la montaña, la única construcción que aún se puede contemplar por las noches es el santuario. 
Hace más de un mes se llevaron el cableado del Camino del Calvario y, en febrero, el del letrero luminoso de Cullera. Desde el consistorio han calculado que todo este material (a excepción del letrero de la montaña) y la mano de obra para reponerlo está valorado en unos 19.000 euros, según informó ayer el edil de Servicios Exteriores, Juan Montañés. La Torre Mayor y la muralla sur se iluminan gracias a diversos focos de grandes dimensiones situados en la última revuelta del Camino del Calvario. 
Desde el consistorio pensaban que los ladrones no actuarían en esta zona porque hay cámaras de vigilancia, pero parece que eso no ha sido impedimento para llevarse el cable de cobre. El ayuntamiento ya ha presentado la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil y ahora se está estudiando el pago por parte de la compañía aseguradora.