lunes, 13 de febrero de 2012

LOS ASESORES DE CULLERA NO TIENEN CRISIS




Cullera está a la cabeza con un aumento a doce cargos de confianza que generan un coste anual de 260.000 euros

La crisis aún no ha llegado al cargo de asesor de alcalde. Pese a la tormenta económica aún son contados los consistorios que han rebajado la nómina de personal de confianza. En la comarca de la Ribera, los consistorios gastan más de un millón de euros en asesores en plena crisis. El Ayuntamiento de Cullera se lleva la palma con 12 asesores, que generan un gasto anual de 260.000 euros. 
El PP de Cullera no solo mantiene los del año anterior, sino que ha aumentado los cargos de confianza con el exedil de Hacienda ahora asesor de Informática con 18.992 euros brutos. Mientras, Sueca mantiene ocho cargos de confianza que cuestan 101.948 euros, aunque se produce una rebaja del 7,54%, respecto al año anterior. 
En Algemesí, el alcalde, Vicent Ramón García Mont cuenta con dos asesores a tiempo completo, la secretaria, que percibe una retribución de 42.677 euros brutos y la asesora de Comunicación y Protocolo con una nómina anual de 37.180 euros brutos. 
Mientras, en Carcaixent, los gastos de asesores de la alcaldía sí han caído drásticamente. El presupuesto, prorrogado desde 2010, dispone de una partida de 56.000 euros que se cubre algo menos de la mitad ya que en la actualidad sólo hay una persona contratada. 
La alcaldesa de Carlet, María Angeles Crespo, no tiene asesores como tal, pero sí cuenta con dos apoyos de carácter funcionarial, una interina y la otra titular de la plaza. En Benifaió, la alcaldesa, Amparo Arcís en diciembre de 2006 promovió la creación de una plaza de director de gabinete de comunicación en la que encontró acomodo, meses después, su por entonces secretario. Las pruebas fueron impugnadas por algunos de los opositores.