miércoles, 11 de abril de 2012

Cullera salva la Semana Santa gracias a los turistas de la provincia

Las previsiones de la Asociación de Hostelería auguraban un balance negativo durante la Semana Santa, pero no ha sido así. Cullera ha logrado salvar sus cifras turísticas y, como en años anteriores, se ha convertido en uno de los destinos más demandados. Sin embargo, la localidad costera se ha diferenciado de otros lugares en que el volumen mayoritario de los visitantes ha sido de la provincia.
El portavoz de Turismo de la Federación de Hosteleros de Valencia, José Palacios, ha afirmado, a LAS PROVINCIAS, que más del 70% de los turistas «provienen de la provincia de Valencia». Así como en otras temporadas venía más gente del interior del país, «estos días hemos visto cómo el turismo en Cullera ha sido muy valenciano. No creíamos que el municipio estaría tan lleno durante los últimos cuatro días», puntualiza Palacios.
Uno de los factores que han favorecido la inesperada revitalización turística esta Semana Santa «ha sido la proximidad de los valencianos a este destino», señala Palacios. Debido al mal tiempo que daban las previsiones meteorológicas, «el número de reservas descendió mucho respecto a años anteriores, por ello preveíamos que la cifra total del turismo se vería mermada en dos puntos». Sin embargo, el turista valenciano llenó los restaurantes el viernes pasado, pese a que el tiempo no acompañó.
La climatología mejoró el sábado, el domingo e incluso ayer se pudo disfrutar de una jornada soleada, «por lo que las playas y negocios hosteleros volvieron a alcanzar muy buenas cifras de ocupación», añade José Palacios.
Aunque la asociación todavía no tiene datos concretos acerca de las cifras de turismo, sí que pueden afirmar que han logrado mantener los resultados que se obtuvieron en 2011. Y es que la localidad sigue configurándose como uno de los destinos costeros más potentes de la Comunitat. Gracias a su playa, a sus parajes, a monumentos como el Castillo, (que acaba de celebrar su primer aniversario de apertura al público) y a otros encantos, que han hecho que Cullera sea un lugar de excursión estos días y la realidad turística haya superado las previsiones.