lunes, 14 de mayo de 2012

El Gobierno sólo concede a Cullera 15,4 millones de los 20 que pidió


Finalmente, el Gobierno ha autorizado al Ayuntamiento de Cullera a pedir un préstamo de 15.439.256 euros para pagar las facturas que le adeuda a los proveedores, según informó a Levante-EMV la edila de Hacienda, Mª Ángeles Arlandis. Pero, como suele ocurrir en estos casos, gobierno local (PP) y oposición (PSOE) tienen versiones muy distintas. Arlandis aseguró que la relación final de facturas que se presentó al Gobierno sumaba casi 19 millones, pero el Ejecutivo central sólo ha autorizado un préstamo de 15,4 millones porque la empresa Ferrovial, constructora del Pont de la Bega, "no se ha acogido" a este plan al estar a la espera de una sentencia judicial que le permitiría cobrar los intereses de demora. Este puente deben pagarlo los propietarios del Manhattan (PAI Bega-Port) cuando se urbanice la zona, pero Ferrovial decidió denunciar al consistorio por los retrasos en el cobro.
Arlandis niega que el Gobierno central les haya rechazado facturas y, en cambio, el portavoz del PSOE, Jordi Mayor, duda de que "haya alguna empresa que no quiera cobrar". El socialista informó ayer de que la cantidad final de facturas que se envió al Gobierno sumaba 20,2 millones, según aseguró Mayor que dijo el interventor municipal.
Además, Mayor recordó que, antes de presentarlo la tesorera les informó en una comisión que había seis o siete millones que en un principio se habían quedado fuera de plan de pago al no poderse incluir determinado tipo de facturas. Este dinero, sumado a los otros casi 4 millones del Pont de la Bega, dan un cifra total de ocho o nueve millones que se han quedado fuera, según Mayor, que se muestra preocupado por cómo se le va a pagar este dinero a los proveedores porque "hasta dentro de 10 años no se va a poder hacer otra operación de endeudamiento".
Arlandis afirma que, salvo la empresa del Pont de la Bega, "hemos puesto hasta el último tornillo, no se ha quedado ninguna factura fuera" en este préstamo de 15,4 millones que recoge el dinero que se debía hasta el 31 de diciembre de 2011. Aunque posiblemente el 15 de julio se abra otro plazo para incluir más facturas y, entonces, Arlandis cree que Ferrovial podría adherirse.
El préstamo es a 10 años y tiene un 5% de interés, según la edila de Hacienda, quien explicó que los dos primeros años se pagarán sólo intereses. Este martes se celebrará un pleno para aprobar esta operación, después el Instituto de Crédito Oficial (ICO) facilitará el dinero a dos cajas de ahorro y a otros dos bancos y éstos pagarán a los proveedores.