jueves, 17 de mayo de 2012

Una sentencia exime a la urbanizadora del bulevar de Cullera de reparar fallos

La zona del Bulevar del Xúquer de Cullera es conocida por los inconvenientes urbanísticos que presenta. A los problemas de algunos vecinos para poder acceder a los pisos de la finca construida en esta zona hay que sumar el conflicto entre el Ayuntamiento y el agente urbanizador del Bulevar del Xúquer, Educsa sobre los destrozos en la zona y la recepción de las obras de urbanización. En cuanto a las deficiencias, una sentencia ha eximido al agente urbanizador del Bulevar del Xúquer de Cullera de reparar las deficiencias que se produzcan en la zona. Según el fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valencia, «se ha producido la aceptación tácita de las obras, ello provisionalmente a los tres meses y definitivamente a los nueve, siendo los gastos de mantenimiento y conservación, desde su recepción definitiva de cargo del Ayuntamiento de Cullera». Fuentes del agente urbanizador Educsa señalaron, que esta «sentencia nos exime de resolver las deficiencias en la zona que nos pide el Consistorio de Cullera y que no tenemos que hacer». Por su parte, el Ayuntamiento amenaza a la urbanizadora con ejecutar el aval de más de 300.000 euros al «negarse a reparar las deficiencias de la urbanización». Unas declaraciones que negaron rotundamente desde Educsa, cuyos responsables manifestaron que «hemos cumplido de sobra nuestras obligaciones e incluso hemos ido más allá». Por otra parte, el agente urbanizador del Bulevar del Xúquer de Cullera acusa al Ayuntamiento de la localidad de retrasar la entrega del total de las obras de urbanización, que en un principio estaba fijada para 2008. «El Consistorio modificó hasta en cuatro ocasiones el Plan Parcial, por lo que también tuvimos que modificar la ejecución del resto de las obras y no fue hasta 2011 cuando el equipo de gobierno (PP) nos dijo por escrito como hacer lo que faltaba», señalaron desde la empresa Educsa. Y es que cabe recordar que en 2007, el Consistorio de Cullera «obligó» al agente urbanizador a aperturar la zona cuando estaban ejecutadas más del 50% de las obras. Hace cinco años los proyectos que faltaban por realizar eran el acceso al instituto Llopis Marí de la localidad costera, la jardinería de la zona del Bulevar del Xúquer y la rotonda del puente de piedra de Cullera. «Todas las obras que quedaban se entregaron al Ayuntamiento en noviembre de 2011», manifestaron desde la urbanizadora.