viernes, 18 de noviembre de 2011

Buscan a una banda de ladrones por CULLERA

La Guardia Civil está buscando a una banda de ladrones que desde hace unas semanas está desvalijando viviendas unifamiliares en distintos puntos de Valencia y que utiliza para sus desplazamientos un Porsche 911 robado hace quince días en un chalé de Cullera. De momento, se les suponen robos en Cullera, Turís, Godelleta, Chiva, Buñol y se investiga su posible implicación en los asaltos registrados en los pueblos de Les Valls, en el Camp de Morvedre, esta misma semana.
En principio, los sospechosos suelen elegir viviendas en las que no hay moradores dentro y utilizan todo tipo de elementos para evitar su identificación, tales como guantes y protecciones especiales. Además, actúan provistos de inhibidores de frecuencias para anular las alarmas en aquellos casos en que las viviendas están protegidas con ese medio de control.
La primera oleada de robos cometidos por esta banda, posiblemente compuesta por ladrones de un país del Este, se produjo en la urbanización Cap Blanc de Cullera. Los asaltantes entraron de madrugada en al menos dos viviendas de lujo de ese núcleo urbano, ubicado en la falda de la montaña de Cullera, cerca del faro. Tras llevarse efectos electrónicos y joyas, robaron un Porsche 911, modelo 996, de color negro, que el dueño tenía aparcado en el interior de su garaje. Además, estuvieron a punto de robar un Mercedes de gama alta del segundo chalé, si bien debieron preferir el deportivo clásico.
Una semana después, cometieron la segunda oleada de robos. La peor parte se la llevó Godelleta, donde han entrado en siete viviendas en menos de siete días. En la tarde del miércoles de la semana pasada, robaron en tres viviendas unifamiliares de la urbanización Alto Pinar. En uno de los domicilios se llevaron tres televisores de pantalla plana y joyas, mientras que en el segundo se hicieron con 12.000 euros en metálico. Al día siguiente, sustrajeron 500 euros de una vivienda del casco urbano de Godelleta, cuyo dueño llegó a cruzarse con los ladrones cuando salían corriendo de su casa.