domingo, 6 de noviembre de 2011

DIPUTACION RETIRA LA SUCIEDAD DE LOS ULTIMOS TEMPORALES



La Diputación de Valencia ha comenzado este fin de semana a limpiar el litoral de la provincia de los residuos que generan los temporales de otoño y que arrastran ríos y barrancos hasta el mar. Un equipo de 15 profesionales trabaja de lunes a viernes con diez tractores, diez máquinas limpia playas, tres furgonetas y dos camiones en la recogida de los residuos gruesos que provocan las lluvias torrenciales propias de estas fechas y el mar devuelve a la orilla. Entre estos restos se encuentran cañas, troncos, cajas, animales, restos de huerta, sogas y botellas, entre otros.
El Servicio de Limpieza de Playas de la Diputación actúa diariamente en 13 municipios costeros, que suponen un total de casi 17 km de playas y 587.000 metros cuadrados de superficie, con el fin de mantener la arena del litoral valenciano en perfectas condiciones para el uso y recreo de turistas y vecinos.
Los trabajadores se encargan de realizar pasadas de limpieza completas, es decir, a toda la superficie, en cada una de las playas de CULLERA.

El trabajo consiste en recoger los residuos, airear la arena y mantenerla en perfectas condiciones, tras lo cual los camiones transportan los restos recogidos a los ecoparques de Puzol, Cullera y Xeraco, para que desde allí sean transportados a vertederos controlados para su posterior eliminación.
La campaña de limpieza de otoño completa la realizada entre marzo y septiembre en el mismo tramo de litoral, en la que se recogieron más de 293 toneladas de residuos, que suponían un volumen de casi 458 metros cúbicos.
El procedimiento de limpieza de playas atiende a criterios higiénicos y medioambientales, con especial cuidado del medio ambiente, las dunas y el ecosistema de la costa.
El presupuesto de limpieza de playas de la provincia de este año asciende a 226.000 euros, entre personal y medios técnicos, de los cuales el 75 por ciento es sufragado por la Diputación de Valencia y el 25 por ciento por los ayuntamientos adheridos a la campaña.
El trabajo de otoño completa la campaña realizada entre marzo y septiembre, en la que se recogieron más de 293 toneladas de residuos
Diez tractores, diez máquinas limpia playas, tres furgonetas y dos camiones trabajan de lunes a viernes en la recogida de los residuos que llegan al mar de ríos y barrancos