domingo, 27 de noviembre de 2011

Caza ´espectacular´ en la primera ´tirada´ en l´Albufera

La primera jornada de caza de la temporada en l'Albufera transcurrió ayer con notable éxito, algo en lo que coinciden generales los cazadores que participaron en los tres cotos establecidos. En parte por el propicio clima, que incluía viento suave, muy diferente al del año pasado, caracterizado por un fuerte poniente. Pero también porque este año se ha decidido retrasar una semana el inicio de la temporada, para que las presas tuvieran más tiempo de acostumbrarse al terreno. En Silla, donde hay 22 puestos de caza, los responsables del Vedat destacaban que "en tres de ellos se han llegado a capturar unas cien piezas". Además, en la tirada de ayer se observaba una tendencia en los coll-verds: "han subido a la parte alta del agua, donde menos cubre, por lo que a partir del puesto número 3 la ubicación para cazar era mejor", explicaron.
Salvador Magalló, de la Federación de Cazadores, resumía la jornada como "espectacular en comparación al año anterior", y afirmó que "ha sido una tirada buena para todo el mundo". En algunas replazas, como en la 7 o la 13, se superó el centenar de presas, con 170 y 113 capturas respectivamente.
No obstante, los participantes no las tienen todas consigo para la tirada del tercer sábado, pues habrá luna llena y temen que esto pueda disuadir a los patos de salir y ponerse a tiro.
En Sueca, los cazadores califican de "estupenda" la primera jornada de tiradas. Las condiciones meteorológicas acompañaron y se desarrolló sin incidentes en las 64 replazas. La baja temperatura, unida al viento de poniente convirtió esta primera jornada en "un éxito", explicó el presidente de la asociación local, José Badía. "Ha sido un espectáculo la cantidad de aves que hemos divisado, sobre todo coll-verds, después de romper el fuego, poco después de las 7:30 horas", añadió.
En algunas replazas, como la 23 del coto viejo, superaron el centenar de capturas. En el Reservat y en la 9 del coto nuevo superaron las 70. Otras, como en la 38 del coto nuevo, conocida como el Raconet del Pilar, abatieron 21 piezas, aunque en la totalidad de replazas, tanto del coto viejo como del nuevo, tuvieron caza.
Los aficionados esperan que en las jornadas restantes se repitan las mismas condiciones meteorológicas, que propiciaron que proliferaran las ánades en el coto e hicieron que la primera tirada fuera "muy buena" también por el paisaje. "Allí donde mirabas había ejemplares tanto parados como en movimiento, ha sido espectacular", manifestó el presidente.Las lluvias de las últimas semanas contribuyeron a mantener los terrenos húmedos tras la siega del arroz, atrayendo a numerosas aves en busca de alimento.
En Cullera, el concejal de Caza, Vicent Pérez, se mostraba satisfecho. "Hacía por lo menos 10 años que no se cazaba así, tenemos buenas expectativas para esta temporada", dijo. Pérez explicó que todas las replazas han cazado, como hacía años que no ocurría, "ya que cuando te toca una replaza es una lotería" porque no sabes los patos qué te permitirá cazar, comentaba el edil. El año pasado, las altas temperaturas provocaron que las aves no emigraran aún hacia el sur, y en la primera jornada apenas se cazaron patos. Este año además han podido volver a utilizarse reclamos vivos.