sábado, 9 de junio de 2012

Cáritas de Cullera atiende a un 46% más de personas


La mala situación económica empuja cada vez a más familias a recurrir a diferentes ayudas, como es el caso de Cáritas. Muestra de ello es que Cáritas de Cullera atendió en 2011 a un 46% más de personas respecto a 2010. Es decir, durante el pasado año 782 personas fueron beneficiarias de las ayudas ofrecidas por Cáritas Cullera. Unas cifras que se han dado a conocer con motivo del Día de Caridad, que se celebra el domingo.
De estas 782 personas, el 46% son familias de Cullera mientras que el 54% son extranjeros. A pesar de que la cifra de inmigrantes continúa siendo superior a la de españoles. En 2011 el número de familias de Cullera que solicitó la ayuda de Cáritas subió un 4%, el mismo porcentaje que disminuyó el número de extranjeros que pidieron ayuda.
«Muchos extranjeros están volviendo a su país, mientras que hay más familias de la localidad que tienen dificultades y necesitan ayuda», señalaron desde Cáritas Cullera. Esta organización invirtió el pasado año un total de 49.018 euros, un 22% más que en 2010. De estos, el 63% se destinó a la atención de las necesidades básicas de las personas beneficiarias, como son el pago de alimentos, vivienda, suministros y medicinas, entre otros.
«Cáritas ha ayudado sobre todo con el economato, en el que las familias compran productos y alimentos al 50% del precio real. Además, también hemos pagado recibos de luz y agua», manifestaron desde Cáritas Cullera.
Además, Cáritas de la localidad ha recaudado 50.685 euros, un 33% más que en 2010. Con la llegada de la crisis económica, el perfil de la persona que acude a Cáritas en busca de ayuda ha cambiado. Mientras que hace años, la mayoría de personas que acudían a Cáritas parroquiales eran extranjeros cada vez más las familias españolas necesitan de estas ayudas para salir adelante. «Ahora son familias de Cullera que tienen algún miembro o todos en el paro y tienen dificultades para pagar la hipoteca y los recibos de la luz y el agua. Además, hemos notado que hay mucha gente que tiene necesidad y no viene por vergüenza», comentaron desde Cáritas Cullera.