sábado, 23 de junio de 2012

Hosteleros de Cullera alertan de la mayor plaga de mosquitos en diez años

PEPI BOHIGUES CULLERA 


Por si no tuvieran suficiente con la crisis económica, ahora los hosteleros del sur de la provincia de Valencia deben hacer frente a una plaga de mosquitos que ha dejado las terrazas de los bares y los restaurantes prácticamente vacías a partir de las 22 horas.

El vicepresidente de la Federación de Hostelería de Valencia (FEHV) y presidente de la Asociación de Restaurantes de Valencia, José Palacios, quien dirige un restaurante en Cullera, explicó ayer que desde este martes los hosteleros del Saler, el Perelló y Cullera han notado "una invasión terrible de mosquitos que no tiene precedentes en los últimos 10 años".

Palacios indicó que durante esta época es habitual registrar una mayor presencia de mosquitos en las terrazas, pero este año se han multiplicado. De momento, solo el miércoles por la noche hubo menos mosquitos, según se cree, porque hacía un poco más de viento.

Los hosteleros piden que se fumiguen las zonas afectadas cuanto antes. El miércoles se pusieron en contacto con diferentes conselleries para intentar solucionar este problema, pero por ahora sólo les han informado que en los terrenos que forman parte del Parque Natural de l'Albufera está prohibido hacer un tratamiento con avioneta.

"Cuesta averiguar a qué administración le corresponde" acabar con la plaga, dijo ayer Palacios, que informó que hoy se enviará una carta a las conselleries de Sanidad, Agricultura, Medio Ambiente y Turismo para esclarecer quién tiene la competencia. Y es que los hosteleros, que ya han visto como los clientes se levantaban de las terrazas, temen que la plaga afecte a sus negocios en un fin de semana en el que coinciden la celebración de la noche de San Juan y el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia.




"Hay que solucionarlo ya"

"Esto hay que solucionarlo ya porque viene el fin de semana", pidió Palacios, que añadía que "la imagen turística que podamos transmitir no es la más adecuada".

Palacios también detalló que, según le han informado desde el Ayuntamiento de Valencia, en la capital sí que ha realizado el respectivo control de plagas y, por eso, no se han visto afectados.

Por su parte, el edil de Turismo, Manuel López, explicó ayer que el consistorio lleva una semana aproximadamente fumigando zonas húmedas como acequias o escorrentías, pero además van a solicitar al Consell que una avioneta fumigue todo el término municipal. "Nosotros podemos actuar, pero de forma limitada", señaló López.