sábado, 16 de junio de 2012

El ex concejal de Turismo de Cullera defiende al alcalde y apuesta por el turismo


Tras conocer que la Fiscalía de Valencia solicita una pena de dos años y tres meses de prisión contra el diputado provincial y alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán, por «un delito de prevaricación medioambiental» al permitir que tres pubs superasen durante varios años los límites de ruido, el ex concejal de Turismo, Juan Femenía, ha pedido a todos los vecinos que, cuando se sepa la fecha del juicio contra el primer edil, «se presenten ante los juzgados para apoyarlo y para demostrar a todo el mundo que queremos una Cullera turística llena de vida, como la de los años 70 y 80».
Así, aunque Femenía comprende que todo el mundo tiene derecho al descanso, considera que Cullera es como una empresa y que, por tanto, «necesita ser rentable económicamente para poder sufragar los gastos de playa y de servicios y tener beneficios. Un destino turístico sin fiesta nocturna no es nada», añade Femenía.
Fuente de ingresos
Por último, el ex concejal concluye que, aunque es «consciente de que hay jóvenes que no saben respetar las normas básicas de convivencia», también es cierto que los vecinos deberían ser «más complacientes y comprender que hay jóvenes y mayores que también quieren divertirse. El turismo es, por desgracia, nuestra única fuente de ingresos. Dependemos de ella enormemente. Por ello, considero que la decisión de cerrar los pubs de la calle Barcelona es una ruina. Nos está hundiendo».