martes, 7 de agosto de 2012

Condenan a Cullera a pagar 4,5 millones a Ferrovial por un puente impagado


La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado al Ayuntamiento de Cullera a pagar a Ferrovial Agroman 4.528.071 euros, por tener pendiente de pago desde 2007 parte de las obras de construcción de un puente sobre el río Júcar.
En concreto, el fallo reconoce como "situación jurídica individualizada" el derecho de la mercantil a percibir del consistorio la suma de 3.814.316 euros más los intereses de demora en el pago de la actuación, que fue adjudicada por 8,3 millones.
La Sección Quinta de esta Sala estima también el recurso de apelación planteado por el Ayuntamiento de Cullera sobre los intereses que fijaba una sentencia anterior del Contencioso Administrativo de Valencia, del 14 de junio de 2010.
Así, el TSJCV aclara que la cantidad de intereses debidos "no genera nuevos intereses", y que es el importe total de la deuda con Ferrovial el que genera intereses y solo "a partir de la fecha de emisión de la resolución judicial de segunda instancia", el 15 de febrero de 2012.
El municipio adjudicó a la mercantil la construcción del puente sobre el río Júcar, entre los sectores Vega y margen derecha, por un importe de 7.151.933 euros, y 1.209.478 euros por los trabajos complementarios y de mejora.
El consistorio adeuda a Ferrovial Agroman S.A. la cantidad de 3.814.316 euros, de los cuales 1.209.478.06 corresponden a las obras complementarias y 2.604.838,40 del contrato principal, más los intereses de demora.
La recepción de la obra tuvo lugar el 12 de diciembre de 2006, y la liquidación debía haberse abonado el 12 de junio de 2007, según denunciaba la empresa.