sábado, 21 de enero de 2012

Cullera, al rescate de las tortugas

Con el objetivo de conseguir salvar a las tortugas autóctonas, la Concejalía de Medio Ambiente de Cullera colabora en el proyecto europeo 'LifeTrachemys'. En concreto con esta iniciativa se trata de corregir los impactos ambientales negativos que genera la introducción de galápagos exóticos (en especial la tortuga de Florida) en nuestro medio natural y paliar su efecto devastador sobre las especies autóctonas.
Este proyecto, que se inició en enero de 2011, aunque se viene trabajando intensamente en él desde 2006, contempla varios tipos de acciones, entre las cuales se encuentra el control de las poblaciones asilvestradas y la concienciación de los ciudadanos de núcleos urbanos próximos a humedales con poblaciones de galápagos autóctonos para explicar el efecto de depositar estos animales en estos espacios.
En el caso de Cullera se ha instalado un panel informativo en la Senda del Estany, concretamente en la margen derecha, y ha sido la primera de las actuaciones que la Conselleria de Medio Ambiente ha llevado a cabo en este humedal que forma parte del proyecto europeo. También se contempla la puesta en marcha de medidas de control y detección de este tipo de tortugas a través de la ubicación de trampas flotantes, plataformas de soleamiento o nasas sumergidas en el humedal.
Para el buen funcionamiento de este tipo de control en esta ciudad de la Ribera, se cuenta con la colaboración del Club de Pescadores deportivos de Cullera, quienes a través de su personal de vigilancia informarán a la concejalía del estado de las trampas o plataformas colocadas en el Lago del Estany y acequias colindantes.
Y es que la Concejalía de Medio Ambiente informa a todas las personas que no puedan seguir manteniendo a su tortuga que llamen al 112, donde se les indicará cómo proceder para depositarla en un lugar indicado y sin que suponga un riesgo para la biodiversidad.
La tortuga de Florida se encuentra en el grupo de las 20 especies de animales exóticos invasores más dañinos del mundo. La competencia por los lugares de soleamiento, la depredación de huevos de otras especie autóctonas, como el samaruc, las hacen especialmente peligrosas.
En un año de funcionamiento que lleva el proyecto, se han capturado más de 4.600 ejemplares de tortuga de Florida en el medio natural ya que son las más habituales como animal de compañía.
El proyecto, cofinanciado con fondos comunitarios y coordinado por la Generalitat Valenciana, cuenta con la participación de tres instituciones portuguesas, y se centra sobre 17 humedales, entre ellos el Estany de Cullera, otros 12 valencianos y cuatro del Algarve.