martes, 17 de enero de 2012

La Unió lamenta que los arroceros de Cullera no entrasen en sus campos

La Unió de Llauradors lamenta que los arroceros de Cullera no pudiesen entrar en sus campos hasta la jornada de ayer para poder llevar a cabo sus tareas, debido a las tradicionales tiradas que cada año celebra la Sociedad de Cazadores de Cullera durante el fin de semana.
«Habitualmente, las tiradas concluían el sábado a mediodía y entonces, los agricultores recuperaban el derecho sobre su tierra», explicó a este periódico Josep Grau, miembro de la Comisión Ejecutiva de la Unió.
No obstante, afirma, este año el Ayuntamiento y el colectivo de cazadores «decidieron, de forma inesperada, ampliar la prohibición durante todo el campo de semana».
Esto provocó malestar e indignación entre los propietarios afectados, que no dudaron en ponerse en contacto con la Unió de Llauradors para hacer efectivas sus quejas.
«No es justo que los arroceros no hayan podido entrar en sus campos para llevar a cabo el vaciado de agua y preparar los campos para la cosecha de verano», critica Grau, quien lamenta que los perjudicados «siempre seamos nosotros».
«Una vez más se prioriza el ejercicio de una actividad recreativa y lúdica sobre las tareas agrícolas de los labradores, que ni siquiera dieron su consentimiento», concluye Grau, en representación del colectivo La Unió.
Ante las quejas y el malestar de los arroceros, el Ayuntamiento de Cullera ha manifestado a la Unió que esta medida «no volverá a producirse en los próximos años». De este modo, se pretende evitar el malestar y el disgusto de los agricultores.