domingo, 2 de septiembre de 2012

El consumo hostelero cae un 30% en Cullera respecto al año pasado


Finalmente las previsiones se han cumplido y el balance que realizan desde la asociación de hosteleros de Cullera del periodo estival es «negativo». Así lo ha explicado a LAS PROVINCIAS el presidente de la asociación, José Palacios.
«El consumo ha caído muy a la baja», concretamente un 30% respecto al pasado año, explica Palacios, quien asegura que «a la gente le cuesta gastar dinero» aunque eso no significa que no salga porque «gente se ha visto».
Palacios atribuye este descenso del consumo hostelero a la situación económica por la que están pasando muchas familias.
«Las familias están muy mal, nuestro perfil de veraneante está sufriendo», añade el presidente de la asociación de hosteleros.
Son «el activo más importante para esta zona clásica de veraneo» y el que algunos de sus miembros esté parado influye. «Antes la gente venía 30 días, luego pasaron a 15 y ahora una semana», apunta en este sentido.
«No se ha hecho ni más ni menos que otros años», explica Palacios, pero la situación de Cullera «es la tónica general». Palacios explica que «el otro día hablé con el compañero de Gandia y me dijo que están igual que nosotros».
Por todo ello, Palacios asegura que «habrá que plantearse actitudes empresariales diferentes de cara a la próxima temporada».
Y es que parece ser que el consumo hostelero no va a remontar durante el mes de septiembre ya que «muchos establecimientos no van a aguantar, porque si esto pasa en agosto...», señala Palacios. «La gente da por hecho que el mes de septiembre no va a ser bueno».
De hecho, «los últimos cinco días de agosto han sido muy, muy, muy flojos», señala Palacios y «han representado la caída más importante del consumo».
Ante esta caída también hay que tener en cuenta la subida del IVA a partir de hoy. Los hosteleros ya señalaron a principio de mes que asumirán el 2% y mantendrán los precios, lo que les supondrá un duro invierno con una previsión de pérdidas de entre un 15 y un 20% en la zona de Cullera.
Asimismo «no tenemos ni idea cómo va a evolucionar» esta situación, continúa el presidente de la asociación de hosteleros de la ciudad porque «no hay mucha ilusión» entre los trabajadores del sector hostelero.
Para Palacios, «las circunstancias» que estamos viviendo «han hecho que el verano no sea bueno» y con el perfil de veraneantes que tiene Cullera, excursionistas de la provincia de Valencia que no pernoctan en la ciudad y veraneantes del centro de España que vienen a pasar unos días, «es lógico pensar que la situación es normal».
El presidente de la asociación de hosteleros de Cullera ha reiterado que «las previsiones ya eran malas» y que «el año pasado fue el mejor de la crisis».
Palacios ya advirtió que «la ocupación en hoteles y apartamentos había descendido en julio entre un 7 y un 10%, respecto al mismo mes del año anterior» y «para el mes de agosto se preveía un descenso en la misma línea».
Ello, a pesar de que algunos hoteles de Cullera han optado por reducir los precios para paliar las pérdidas. «Hemos bajado los precios un 5%, porque se preveía una temporada catastrófica», asegura el gerente del hotel El Chalet de Cullera. Por otra parte, muchos restaurantes optan por innovar con nuevos menús para atraer a la clientela de un poder adquisitivo medio-alto, que «son los que todavía pueden gastar en bares y restaurantes», asegura Palacios.

LP