miércoles, 21 de septiembre de 2011

EXITO DEL SIMULACRO

El simulacro del vertidos tóxicos que se ha realizado este miércoles en la playa de la Escollera de Cullera (Valencia) se ha resuelto en 19 minutos. Ese es el tiempo que han empleado las fuerzas de seguridad y equipos de salvamento, playas y protección civil en controlar el vertido.

El simulacro ha sido organizado por las Concejalías de Playas y Medio Ambiente del consistorio valenciano y ha comenzado con la simulación de un vertido tóxico en la agua del mar de la Playa de la Escollera, delante de las Torres Espacio.

El objetivo de la acción ha sido la planificación de las actuaciones del equipo de Playas, Salvamento y Socorrismo, Protección Civil y de las diversas fuerzas de seguridad para conocer qué pautas se deben seguir en caso que se produzca la aparición de un residuo contaminante en el mar. En tan solo 19 minutos se ha controlado el vertido.

En el lugar donde ha aparecido el vertido, el 112 ha dado aviso a la Policía Local de la existencia de un derramamiento tóxico y ha puesto en alerta al Centro de Coordinación de Playas, a los Socorristas, a Protección Civil y a los encargados de los servicios municipales de Playas y de Medio Ambiente.

Un vez avisados, los Socorristas se han desplazado a la zona afectada con una zodiac y, con la ayuda de Protección Civil, han acordonado la zona y el espacio en la arena impidiendo el acceso a los bañistas.

En el mismo instante del aviso, un equipo de agentes de la Policía Local se ha desplazado al almacén del Servicio de Playas para facilitar la llegada del vehículo que ha transportado las barreras de contención al punto donde ha aparecido el vertido. El personal de Playas ha llegado con las barreras de contención, las han descargado y los Socorristas las han colocado en el agua para contener el vertido. Una vez controlado, ha finalizado el simulacro.

La técnico medioambiental del Ayuntamiento de Cullera, Gemma Tur, ha valorado la realización de este simulacro que viene haciéndose cada dos años, desde 2000. Tur ha asegurado que Cullera, "está preparada para actuar en caso de pequeños vertidos contaminantes. El objetivo de ejecutar el simulacro es estar preparado, en caso que se produzca una emergencia de este tipo", ha dicho.

En el transcurso del simulacro, el departamento de Medio Ambiente ha contactado con Capitanía Marítima y Demarcación de Costas para controlar el vertido una vez acordonado. En este sentido, Tur ha explicado: "si el vertido que aparece es de mayor dimensión, pasa a controlarlo --desde que se detecta-- Capitanía Marítima, ya que cuenta con equipamientos más completos para conocer la naturaleza del residuo".